jueves, 11 de diciembre de 2008

Pedro Castro tiene que dimitir


El pasado día 1 de diciembre el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y alcalde de Getafe, Pedro Castro, afirmó en un pleno de la corporación getafense, textualmente, “¿por qué hay tanto tonto de los cojones que todavía vota a la derecha?" Pedro Castro, no se dio hoy por aludido al ser preguntado por la frase en la que insultaba a los votantes de la derecha. "Si está colgada en mi blog seguramente sea producto de alguna comunicación que haya entrado, desde luego institucional con absoluta seguridad que no", afirmó. "Seguro que no la he provocado yo, continuaba el muy taimado, será fruto del debate. Porque chateo con los ciudadanos al menos una hora diaria, es un ejercicio muy sano. Que esté colgada en el blog puede estarlo como todas las comunicaciones, esa comunicación fluida a veces te pone en la pared, pero merece la pena el riesgo".
Pero no, no eran fruto del debate, ni el señor Castro está cerca de los ciudadanos y es tan bondadoso como quería hacernos creer. Como se pudo comprobar cuando se difundió el vídeo, las declaraciones eran fruto de la intolerancia de un personaje que no es nada cercano, sino todo lo contrario, a los que no le votan, por los que siente un profundo desprecio.
Como tales declaraciones atentan contra el honor de, al menos, la mitad de los españoles y resultan particularmente indignas ya que proceden de la persona que representa a todas las corporaciones locales de España, el personaje se vio obligado a pedir disculpas.
No parece, sin embargo, que un ataque de esta envergadura, realizado por la persona que ostenta tan alta representación, quede resuelto con unas mínimas disculpas. Si Pedro Castro, como él mismo reconoce, no es capaz de controlarse en el fragor del debate, sencillamente no sirve para ser presidente de la FEMP y es indigno de representar al menos a la mitad de los españoles, de quienes piensan que son “tontos de los cojones” por votar una opción política distinta de la suya.
Pedro Castro tiene que dimitir como presidente de la FEMP. Por pura higiene democrática. Y contraatacar con más insultos y descalificaciones, tal y como está haciendo el PSOE, no hace más que empeorar las cosas. Ese no es el camino. La FEMP les merece muy poco respeto.

2 comentarios:

El Bastión dijo...

No puedo estar más de acuerdo. El señor Castro representa a todos los municipios y sus palabras son imperdonables. El PP hace muy bien en no parar de pedir su dimisión.
Espero que a este puesto acceda alguien con un poquito más de criterio y ecuanimidad. Ya está bien.

Pedro dijo...

El Señor Castro, al que conozco personalmente, sólo tiene un único adjetivo que lo califica muy a las claras: IMPRESENTABLE.

CON LA DEMOCRACIA
CASTRO DIMISIÓN
CASCALLANA DIMISIÓN