jueves, 23 de abril de 2009

Mas talento que talante

El Partido Socialista ha encontrado un nuevo disfraz: el talante. Este disfraz le sirve para pasearse por el pueblo y repartir bondandes. Pero realmente lo que se esconde debajo del disfraz es talento.
Cascallana se pone su disfraz de talante y se lanza a la calle convencido de que nada puede interponerse en su camino.
Ahora el talante es lo que antes era la progresía. Antes se hablaba con simpatía y hasta casi admiración de “los progres” y molaba ser progre, aunque nadie supiese muy bien que era, sabíamos que era ser moderno. Pero ahora es más moderno tener “talante”, aunque tener talante signifique hacer lo que a uno le dé la gana, eso sí con el disfraz de persona tolerante, dialogante.... pero lo que al Alcalde le dé la gana.
El disfraz ha cambiado, pero la esencia sigue siendo la misma. Antes uno se ponía la chaqueta de pana, cargaba un autobús de abuelillos, les daba un bocata y a escuchar a Felipe. Ahora uno se pone el pañuelo palestino al cuello, prepara un ágape en el Ensanche Sur y entrega unas llaves simbólicas a los propietarios de los pisos para que no le griten mucho.
Porque, eso sí, disfrazado con talante. Puedes hacer manifestaciones contra la derecha, pero no puedes recibirlas; vamos a ver, te pones el disfraz del talante y montas una “manifa” contra Espe, que para eso es de derechas y destruye empleo, peeeeroooo no te puedes manifestar contra Zapatero porque, aunque se destruyen 7.000 puestos de trabajo al día en España, lleva un disfraz de talante y diálogo.
Este disfraz tiene muchos usos, por ejemplo, que le quieres dar una subvención de 20.000 euros a una entidad representante de gays y lesbianas y para no se sabe qué, pues se la das. Que tú como Alcalde le quieres dar una subvención de 12.068,70 euros a una asociación de antifranquistas para que se den un homenaje, pues se lo das. Que quieres firmar un convenio para realizar un programa de cooperación educativa que cuesta 65.000 euros en Guinea Ecuatorial donde “reina” un estupendo dictador, pues lo firmas y se lo das.
Ahora bien, que no le pagas una subvención de 1.000 euros a una asociación que trabaja por y para los vecinos de Alcorcón, pues no pasa nada, te pones el disfraz de talante y se lo explicas, que hay crisis. Que no le pagas a un Centro Ocupacional las cuotas que debes desde mayo de 2008, pues no pasa nada, te pones el disfraz de talante y le echas la culpa a la crisis.
Además, lo bueno de este disfraz es que te lo puedes poner en cualquier ámbito de la vida institucional municipal.
Si la oposición lleva una propuesta al Pleno, y no te gusta, pues te pones el disfraz de talante y la eliminas del orden del día que para eso tienes la Presidencia del Pleno.
Si tú, que eres del PSOE, llevas una moción para la que necesitas más votos de los que necesitas y no se aprueba, pues te pones el disfraz de talante de nuevo y presentas la moción Pleno tras Pleno hasta que consigas aprobarla aunque el Reglamento Orgánico no lo permita. Y es que para eso eres de izquierdas.
Si quieres que a una Comisión, que está presidida por la dialogante izquierda, vaya un Director General a explicar el contenido de un expediente, pues va y punto, porque es lo normal.
Si es la Oposición la que preside una Comisión, y también quiere que vaya el mismo Director General, para también explicar un expediente, pues te pones el disfraz de talante y le dices a la oposición que no, que para eso se necesita un procedimiento especial llamado Comparecencia.
Y es que la pana ya no se lleva...

4 comentarios:

De Alcorcón. dijo...

Mi enhorabuena por el articulo.
Lastima que no se oigan estos argumentos en foros con mas difusión y más mediáticos.

Watson dijo...

Me quito el sombrero.

Mazinger Z dijo...

Tenemos una gran oprtunidad en breve los Alcorconeros\as en las elecciones Europeas, dé demostrarle a este Alcaldillo, como son los ciudadanos de Alcorcón y que sepa que no se pueden reir de nosotros ni con Talante, ni Talento (que lo dudo), ni el diálogo (solo con radicales, nacionalistas y demas individuos. Un gran articulo, con grandes verdades, a las que hay que poner fin.

Pedro dijo...

Muy buen artículo.
La verdad que esa forma de escribir me es familiar, por lo que no me extraña que el artículo sea bueno... :)